Blog

Emprender ya no es para ricos

Una de las líneas de actuación de Oryon Foundation es ayudar a personas en riesgo de exclusión social a desarrollar un proyecto emprendedor.

En muchas ocasiones, nos encontramos con la respuesta de que emprender es una opción muy difícil para personas en riesgo de exclusión social, ya que siempre se necesita de una inversión inicial de las 3F (friends, family and fools), que en este caso es muy difícil que consigan.

Pues bien, debemos decir que esta afirmación ha quedado bastante obsoleta. Si bien es cierto que el apoyo de las 3F puede facilitar el camino, el estatus social ya no es uno de los condicionantes que pueden declinar la balanza como “persona no válida para emprender”.

Por suerte, el emprendimiento es uno de los puntos que también se han democratizado. Emprender ya no es para ricos. O por lo menos ya no sólo es para ellos. Y con ello no queremos decir que cualquier persona pueda emprender, porque no es así, pero el dinero ya no tiene por qué ser un impedimento. Las dificultades para emprender tienen que ver mucho más con las cualidades personales del futuro emprendedor, que con su economía o su currículum.

El equipo de Oryon Universal y Oryon Foundation tiene la gran suerte de ver cientos de emprendedores al año. O, mejor dicho, cientos de personas con ideas. Algunas emprendedoras y otras no. Porque para ser emprendedor necesitas mucho más que una idea. Necesitas un sinfín de cualidades personales, algunas innatas y otras que se pueden adquirir. Como, por ejemplo: capacidad de adaptación, creatividad, resiliencia, etc. Y en realidad, haber tenido una vida complicada, te puede aportar muchas de estas cualidades.

Hoy en día, existen miles de plataformas gratuitas que pueden ayudar a un emprendedor a ahorrar costes en los inicios, dándole la oportunidad de conseguir las métricas necesarias para convertir su idea en un proyecto viable e interesante. Y no sólo eso, sino que también existen miles de plataformas para encontrar la financiación necesaria para continuar hacia adelante.

Muchas personas con ideas, cuando se plantean iniciar el camino del emprendimiento, se preocupan más por la idea en sí y por conseguir el dinero, que por prepararse para desarrollar las habilidades necesarias para iniciar este camino. Y el proceso, debería ser a la inversa.

Aún queda recorrido para eliminar las falsas creencias sociales sobre el emprendimiento y para que la sociedad comprenda que emprender o, mejor dicho, emprender con éxito, depende, en muchos casos, única y exclusivamente de las cualidades del emprendedor que hay detrás.

Otros artículos que te pueden interesar